GAIA : Recicladores y políticas climáticas

GAIA : Recicladores y políticas climáticas.

Recicladores y políticas climáticas

Los recicladores y las recicladoras son trabajadores de la economía informal que recuperan materiales reciclables de la basura. Su trabajo, clave en la lucha contra el cambio climático, les da una fuente de ingreso a través de la recuperación y el reciclaje, y además reduce la demanda por extraer recursos naturales y disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, los avances que están logrando estos trabajadores se ven mermados por la instalación de incineradores y rellenos/vertederos con “valorización energética” y, hasta 2009, ellos estaban notablemente ausentes de las discusiones en torno al cambio climático.

Grupos de recicladores de Asia y América Latina se han aliado a GAIA para mostrar que las verdaderas soluciones al cambio climático pasan por reciclar los residuos, en lugar de incinerarlos o enterrarlos, y llevar este mensaje a las negociaciones sobre cambio climático que se están dando en el marco de la ONU. Este es un año crítico para la negociación sobre una segunda etapa del Protocolo de Kioto, y se espera que las negociaciones culminen en diciembre de 2009 en Copenhague.

Si bien el sector desechos ha recibido escasa atención pública en estas discusiones, las decisiones que se tomen en las negociaciones sobre cambio climático tendrán un impacto muy grande sobre las políticas relacionadas con el manejo de desechos y sobre la vida de los recicladores y las recicladoras en las economías informales, que constituyen alrededor de 15 millones de personas en todo el mundo.

Como una primera parada en el camino a la COP 15 de Copenhague, esta parcería organizó eventos en Bonn, Alemania, en las reuniones en junio de 2009, y lanzó una declaración. Expusimos la relación entre los desechos y el despilfarro de recursos con el cambio climático, el rol de los recicladores y las iniciativas locales que pueden ayudar en los objetivos de reducción de emisiones.

Los recicladores y las recicladoras están interesados en garantizar que el financiamiento destinado a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero no excluya a los sectores informales. Hasta ahora, el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) ha sido el principal instrumento de financiamiento climático, en la forma de la comercialización de derechos de emisión. Los derechos de emisión representan reducciones de emisiones en países y sectores que no están sujetos a límites máximos de emisión – incluido el sector desechos. Se utilizan para compensar las emisiones en exceso que se dan en aquellas áreas que sí están sujetas a los límites máximos de emisión.

Sin embargo, los créditos que han sido otorgados en el marco del MDL hasta la fecha no han apoyado en general a aquellas estrategias más sustentables, como el reciclaje, el compostaje, y la reutilización de materiales, y es increíblemente difícil para los trabajadores informales como los recicladores poder acceder a ellos. En cambio, han sido destinados casi exclusivamente a financiar proyectos de “valorización energética” (incineradores y quema de gases de rellenos/vertederos). Estas estrategias generan mayores emisiones que las alternativas, y suponen una amenaza a la fuente de sustento de los recicladores del sector informal, tal como quedó demostrado con el galardonado programa de reciclaje y compostaje en Indonesia.

Datos sobre el clima y el reciclaje

Beneficios climáticos del reciclaje

El reciclaje es una de las formas más baratas y rápidas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Evitar la emisión de una tonelada de CO2  a través del reciclaje cuesta 30% menos que hacerlo a través de la eficiencia energética, y 90% menos que con la energía eólica.

Reciclaje y calidad de vida

El reciclaje es una fuente de trabajo productivo para el 1% de la población de países menos industrializados, mediante procesos tales como la recolección, recuperación, clasificación, limpieza, molienda, enfardado, procesamiento y fabricación de nuevos productos. Incluso en los países más industrializados, el reciclaje ofrece 10 veces más puestos de trabajo por tonelada de residuos que los incineradores y rellenos.

Los recicladores en la vanguardia

Se debería apoyar los esfuerzos de los recicladores por expandir y formalizar su trabajo. Esto llevaría a una mayor recuperación de recursos, más trabajo productivo, mejores condiciones laborales y menos emisiones de gases de efecto invernadero.

El reciclaje ahorra energía y salva árboles

El reciclaje también ahorra dinero. La recuperación de recursos reduce las emisiones generadas en los sectores de deforestación, minería y manufactura, al reemplazar las materias primas utilizadas en la industria por materiales reciclables. Se requiere mucha menos energía para fabricar bienes a partir de materiales reciclados, como vidrio, metales y plásticos, que la que consume la fabricación a partir de materias primas. En el caso del papel y los productos madereros, hay otra ventaja: reciclar productos de papel implica una menor demanda de madera y menos deforestación.

“Valorización energética” vs. reciclaje

Los proyectos de incineración y quema de gases de rellenos compiten directamente con el reciclaje y el compostaje, al buscar los mismos materiales: papel, cartón, plásticos y orgánicos. Sin embargo, el reciclaje reduce 25 veces más las emisiones que la incineración. Y los incineradores emiten más CO2 por unidad de electricidad generada que las centrales de carbón.

Etiquetado ,

Un pensamiento en “GAIA : Recicladores y políticas climáticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: