Archivo de la etiqueta: Legal

La condena del chatarrero: criminalizando la miseria

https://www.diagonalperiodico.net/libertades/31823-la-condena-del-chatarrero-criminalizando-la-miseria.html

Aumentan los procedimientos penales contra las personas que recolectan desechos electrónicos de la basura.

10/10/16 · 12:25
Muchos chatarreros se enfrentan a cargos de delito leve de hurto y hasta de robo con fuerza / David Fernández

Desde que la crisis económica golpeara a nuestro país, hemos visto cómo en las grandes ciudades se multiplicaba el paro y la pobreza, y con ella, las personas que piden dinero en la calle para poder subsistir, las que rebuscan alimentos caducados en las basuras de los supermercados, y las que recogen cartón, papel, o componentes electrónicos desechados por sus propietarios, basuras que, sin embargo, tienen un valor económico para quien las sepa aprovechar.

En este artículo me quiero referir a estos modernos ‘chatarreros tecnológicos’, que ejercen su labor en franca competencia con los sistemas municipales de recogida de residuos –como también les ocurre a los recogedores de papel– y que en muchas ocasiones optan incluso por “sustraer” la basura de estos mismos enclaves, lo que motiva que los empleados de las empresas concesionarias denuncien tales “sustracciones” ante la policía.

Esta práctica está dando lugar a cada vez más procedimientos penales, tramitados como delitos leves de hurto –antiguas faltas–, o incluso como robo con fuerza, si por ejemplo la persona que “sustrae” el residuo tecnológico lo hace tras saltar la valla del punto limpio, o huye así del lugar, previéndose el castigo de estas conductas con la pena de uno a tres años de prisión.

La primera línea de defensa, obvia, de estos nuevos chatarreros a los que el sistema pretende definir como delincuentes es que los bienes que recogen son basura, han sido abandonados por sus dueños legítimos y, por ello, son ‘res nullius’, esto es, no pertenecen a nadie, por lo que no puede predicarse que estamos ante un ataque a la propiedad si no existe tal propiedad. Esta tesis ha sido efectivamente acogida por alguna sentencia, como ésta de la Audiencia Provincial de Madrid, o ésta otra de la de Vizcaya.

Sin embargo, esta línea es minoritaria y los jueces han optado en su inmensa mayoría por castigar estas conductas como delitos contra el patrimonio, entendiendo que en realidad existe una cesión a la empresa de gestión de recursos de modo que es a esta concesionaria a quien se está sustrayendo una propiedad. Un ejemplo de esta línea mayoritaria la tendríamos en esta sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia, o ésta de la de Cantabria.

En el caso de Madrid, además, se ha desarrollado una línea jurisprudencial más elaborada (quien tenga curiosidad puede leerla en detalle aquí), que parte del reconocimiento de la propiedad de los residuos urbanos a favor de los municipios que recoge el artículo 28.2 de la Ley 5/2003 de 20 de marzo de Residuos de la Comunidad de Madrid, de modo que nuestro chatarrero, que pensaba que estaba recogiendo basura, en realidad se dedica a robársela al Ayuntamiento.

El problema de esta teoría, si así puede llamarse, es que el concepto de ‘residuo urbano’ que recoge esa misma ley (artículo 4.2) es tan amplio que convierte en delincuentes a quienes rebuscan en las basuras de los restaurantes o de los supermercados en busca de comida; e igualmente resultan ser malvados criminales quienes recogen muebles o enseres que sus propietarios abandonan en la vía pública, pues tanto la comida caducada de la basura, como la silla desencolada, o el gastado sofá abandonado en la vía pública, son todos, según la ley, residuos urbanos y, como tal, propiedad del Ayuntamiento.

Cualquier persona con un mínimo de sentido común rechazaría una teoría con cuya aplicación se criminaliza a las personas que, para poder alimentarse, recogen comida caducada en una basura de una gran ciudad; el Poder Judicial en cambio, como ocurre siempre que no se siente cómodo con sus propias elaboraciones doctrinales, intenta superar la teoría controvertida sin negarla, elaborando nuevas propuestas complementarias como ésta, a mi juicio un tanto absurda, en la que hace depender la condena de un pronóstico futuro sobre la valorización del concreto residuo sustraído por la empresa gestora, lo que no es sino una manera un tanto artificiosa de chutar hacia adelante el balón.

En realidad, la solución técnica es mucho más sencilla: el Código Penal recoge, en su artículo 326.1 y como delito contra el medio ambiente, precisamente la conducta de apropiarse o distraer residuos, pero exige para su castigo que la acción ponga en peligro “la calidad del aire, del suelo o de las aguas, o a animales o plantas, muerte o lesiones graves a personas, o puedan perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales”, algo que parece excede con mucho de lo que hace nuestro moderno chatarrero.

Como el Código Penal no recoge una conducta similar de ‘distracción de residuos’ sin exigir este grave daño o peligro medioambiental, concluiremos que la actividad que analizamos no está prevista en el Código Penal, por lo que sólo debería ser castigada, en su caso, desde el ámbito administrativo y con una simple multa.

El capitalismo, como el Rey Midas, convierte en oro hasta la basura

Sin embargo, desde una perspectiva más política, diríamos que el capitalismo, como el Rey Midas, convierte en oro hasta la basura, y hace negocio con los ingentes residuos que la sociedad de consumo genera, sin permitir que alguien distinto de los elegidos (las empresas concesionarias de la gestión de residuos) se apropie siquiera de las migajas de dicho negocio, aun cuando para ello tenga el poder judicial que disfrazarse de poder legislativo para castigar conductas que, como hemos visto, no aparecen como delictivas en nuestras leyes y carecen de reproche social.

Quizás desde esta perspectiva puramente ideológica y de clase resulte más entendible la actuación de los poderes públicos, que ni siquiera fingen que reprimen una conducta aparentemente dañina del medio ambiente; se trata, sencillamente, de proteger el vil metal, de cuidar el negocio de los de siempre y de ahí que las conductas se castiguen como delitos contra el patrimonio.

Una vez más, en definitiva, y como ocurre con el ‘top manta’, con las ocupaciones de viviendas abandonadas, o con los pequeños hurtos, los poderes públicos se muestran inflexibles, incluso como en este caso mediante teorías alambicadas y discutibles, persiguiendo duramente a quienes simplemente buscan sobrevivir en los márgenes de un sistema que los expulsa, mientras que resultan serviles y genuflexos con los poderosos.

Etiquetado , , , ,

Repartirse el mercado de la basura sale barato

https://www.diagonalperiodico.net/global/25546-competencia-impone-peaje-ridiculo-grandes-constructoras-por-repartirse-mercado-la

Competencia ha impuesto una multa de casi 100 millones de euros a las grandes constructoras que se obtuvieron las concesiones.

F. Fafatale

Las grandes constructoras se llevan repartiendo el mercado de la basura durante más de una década. Esto ha provocado que Competencia les haya impuesto una multa de casi 100 millones de euros, 72 de los cuales recaen sobre las cinco mayores: Urbaser (ACS), FCC, Cespa (Ferrovial), Valoriza (Sacyr), y Saica. La sanción supone tan sólo el 3% del total de los beneficios de las empresas investigadas, aunque el regulador no niega que el perjuicio económico podría ser mayor.

“El 3% de la cantidad facturada es un peaje ridículo. No es una sanción ejemplarizante, sino más bien al contrario. Esto se puede seguir haciendo, que no pasa nada”, valora Rubén Sánchez, portavoz de Facua.

El expediente abierto por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) a 39 empresas y tres asociaciones de gestión de residuos y saneamiento urbano revela que el llamado cártel de la basura se repartía el pastel a través de prácticas prohibidas tales como intercambiar información comercial sensible, firmar pactos de no agresión, manejar precios, etc. También utilizaba a las asociaciones sectoriales para someter al resto de empresas bajo las mismas prácticas.

Madrid ha sufrido en un solo contrato infracciones por valor de 542 milones de euros. Se trata del de los residuos urbanos sólidos de la periferia, en el que FCC, Cespa y Urbaser firmaron un acuerdo para coordinarse de cara a una licitación un 35% superior al servicio que ya prestaba FCC, que quedó desierta. La CNMC destaca que en numerosos casos las prácticas infractoras impactan con fuerza en el contribuyente, que sufraga estos servicios con sus impuestos.

Desde Facua se hace un llamamiento a que cada administración pública afectada, “por dignidad y respeto”, rompa los contratos y excluya a estas empresas. “Lo que ha ocurrido debería tener consecuencias y los partidos tienen que pedir explicaciones”, insiste Rubén Sánchez. En su opinión, “si se probara que ha habido sobornos a políticos, la gravedad sería mucho mayor”. Sin embargo, el regulador no ha derivado a lo Penal ninguna pieza del expediente y niega haber detectado relación con tramas de corrupción.

“No hay que olvidar que el sector de la construcción [constructoras e inmobiliarias] es, junto al financiero, el gran responsable de la gran estafa de la burbuja inmobiliaria“, recuerda Sánchez, quien advierte que las mismas empresas operan también en muchos otros nichos de mercado sensibles, como la gestión del agua. Según su experiencia, la fórmula de las concesiones se resume así: “Cuanto menos transparentes, más sospechosas”.

Etiquetado , , , , ,

Cartoneros, los “Juanitos” del siglo XXl

http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Cartoneros-Juanitos-siglo-XXl_0_1303669636.html

Sociología. La muestra de Berni sobre Juanito Laguna en el Malba, permite repasar la percepción social a través del tiempo de quienes recolectan residuos.

Con la creación de Juanito Laguna, entre las décadas del 60 y del 70, Antonio Berni se aboca al período más innovador y provocativo de su obra, tanto en lo referente a las técnicas utilizadas para sus composiciones como a los temas elegidos y a los materiales puestos en juego para su representación. Y aquí se destaca un aspecto clave: el lugar que ocupa en la sociedad la práctica económica del cirujeo y su relación con la percepción social de los desechos. Algo que todavía se puede ver en la exhibición en el Malba: Antonio Berni: Juanito y Ramona , centrada en los dos personajes más emblemáticos y entrañables de su obra.

Juanito Laguna es, entre otras cosas, un niño ciruja: recupera con su bolsa residuos del basural, como vemos en Juanito ciruja , para luego –suponemos– venderlos y ganar unos pesos. En las últimas dos décadas, y en particular desde la crisis del año 2001, esa actividad económica tuvo un notable desarrollo en nuestro país acompañando el aumento de la desocupación. Ese desarrollo fue, a su vez, seguido de nuevas formas de nombrar a quienes realizan esa tarea: los términos cartoneros y, en menor medida, recuperadores urbanos, prácticamente desplazaron al tradicional mote de cirujas. Dado lo habituados que estamos actualmente a cruzarnos con estos recuperadores de residuos en nuestros recorridos por la ciudad, es frecuente encontrarse con comparaciones que tienden a interpretar la obra de Berni a la luz de nuestro presente, o en sentido inverso, a pensar a los cartoneros de hoy como en los “juanitos del siglo XXI”.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Lavadoras con muerte anunciada

http://economia.elpais.com/economia/2014/10/31/actualidad/1414761553_335774.html

Francia y la UE planean leyes para combatir y castigar la obsolescencia programada

Ordenadores desechados en un punto limpio de Madrid. / santi burgos

En el centro de reparación de Koopera, un grupo de cooperativas sin ánimo de lucro del norte de España, casi no se reparan frigoríficos. “No vale la pena. La mayoría llegan con fugas de gas que no podemos localizar porque las tuberías están incrustadas dentro de los muebles, y cada vez es más difícil desmontar los muebles. Hace años se podía llegar a cualquier pieza, pero ahora son todo obstáculos”, explica Txelio Alcántara, técnico del taller. “También es cada vez más difícil arreglar aparatos pequeños. Les ponen tornillos de seguridad, que solo giran para cerrar, y ni siquiera podemos abrirlos”.

Cafeteras, máquinas de afeitar, secadores de pelo, microondas, frigoríficos, lavadoras, ordenadores… Miles de aparatos acaban en la basura antes de tiempo porque es demasiado caro repararlos, por falta de repuestos o porque no hay modo de desmontarlos. Es una forma reconocida de obsolescencia programada, una manera de acortar la vida de un producto antes de que se desgaste. Un caso sonado fue la demanda colectiva a la que tuvo que enfrentarse Apple en 2003 por no ofrecer baterías de recambio para sus reproductores MP3. Los demandantes, tras probar que las baterías se estropeaban antes que el aparato, ganaron el juicio y obligaron a la empresa a fabricar repuestos.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

Francia aprueba castigar penalmente la obsolescencia programada

http://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/Francia_aprueba_castigar_penalmente_la_obsolescencia_programada

07/10/14 Por Gonzalo Garteiz

Los diputados franceses han aprobado en la Asamblea que establecer una duración determinada de un producto por un fabricante, la denominada obsolescencia planeada, se puede castigar penalmente, acarreando una pena de prisión de dos años y una multa de hasta 300.000 euros que se añadiría a otras ya integradas en la Ley de Consumo.

La introducción del castigo penal en una práctica de la cual se abusa en muchos procesos productivos, la fabricación de electrodomésticos y aparatos electrónicos, bombillas, etcétera, se debe a una enmienda de los Verdes en el proyecto de ley de la transición energética, que considera la obsolescencia realizada premeditadamente un engaño y un fraude. Los Verdes son el grupo político que más ha combatido esta práctica por considerarla muy dañina para el medioambiente y la sostenibilidad.

El Comité Económico y Social de la UE exige su prohibición en toda Europa La posición francesa trae el debate a toda la Unión Europea. El próximo 17 de octubre, el Comité Social y Económico Europeo (EESC, por sus siglas en inglés) organiza una mesa redonda sobre la obsolescencia planificada de la que se espera surja la presión necesaria sobre la Comisión Europea para que se castigue esta práctica. El EESC ya hizo una llamada a la prohibición total en un pleno en octubre del año pasado.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , ,