Archivo de la etiqueta: Mujeres

Tecnología libre de sangre

http://www.yorokobu.es/coltandesangre/

Es probable que la placa de circuito impreso de tu móvil, ordenador o tablet contenga columbita-tantalita. Tal vez ignores que a este mineral se le conoce comúnmente como coltán y que el 80% de las reservas mundiales se encuentran en la República Democrática del Congo. Y probablemente también desconozcas que su explotación está directamente relacionada con los más de 5,4 millones de personas que se calculan han muerto desde que en 1996 estalló la guerra civil en aquel país. O de los más de dos millones de desplazados. O de las 106 mujeres que, según la ONU, son violadas a la semana allí…

  Sigue leyendo

Anuncios
Etiquetado , , , ,

«Para hacer un móvil tienen que morir cinco congoleños»

http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/para-hacer-un-movil-tienen-que-morir-cinco-congolenos-_798256.html

TELEVISIÓN

«Para hacer un móvil tienen que morir cinco congoleños»

La periodista Caddy Adzuba habla en Astorga de «la guerra olvidada».

Caddy Adzuba, ayer en Astorga. Caddy Adzuba, ayer en Astorga. jesús f. salvadores

ana gaitero | astorga 25/05/2013

«¿Os imagináis que a la población de Astorga le dicen que tiene que trasladarse: tendrían que pagaros y eso cuesta caro», planteó ayer la periodista congoleña Caddy Adzuba en la capital maragata, donde ayer habló de «una guerra olvidada». La que asola la República Democrática del Congo desde 1996.

La periodista, amenazada de muerte por defender a las mujeres de su país, participó en el ciclo Derechos Humanos, Derechos Sociales del Ayuntamiento de Astorga donde aseguró que más de 500.000 mujeres han sido violadas y mutiladas: «El cuerpo femenino es un arma de guerra muy barata y eficaz». En su país tampoco es imaginable que paguen a las poblaciones y las trasladen a otro lugar. Los rebeldes expulsam a la gente de sus territorios matando y masacrando, sobre todo en el este de la RDC. «En mi país es cien veces más barato pagar a un rebelde que negociar con el Gobierno»: Son ya 6 millones de muertos, «la mayor catástrofe humana depués de la Segunda Guerra Mundial», abundó.

El conflicto empezó en 1996 cuando llegaron los genocidas que huían de Ruanda. El entramado del conflicto es complejo. «Somos un país escandalosamente rico» pues en el subsuelo hay grandes reservas de oro, coltan, cobre, diamantes, gas metal, petróleo, uranio, casiterita y otros minerales muy cotizados en el mercado internacional. Pero la población subsiste con un euro al día. «Es necesario que mueran cinco congoleños para hacer un teléfono. Las multinacionales financian a los rebeldes y dentro de esta guerra las mujeres pagan con sus vidas y su existencia», recalcó. A su vez, en las multinacionales hay gente vinculada a la ONU. «El silencio internacional es cómplice», acusó.

Las violaciones de mujeres «no son para la satisfacción de los instintos sexuales» de los soldados rebeldes. Y esto lo saben porque las mujeres «no sólo son violadas, destruyen su cuerpo, el órgano que da la vida» mutilando sus clítoris y vaginas, introduciendo armas y plásticos que luego incendian. Los testimonios de las supervivientes son estremecedores. «A una mujer que preguntó por sus hijos le entregaron un saco de cráneos, le dijeron que durante su detención le dieron de comer con sus cuerpos. Pidió que la mataran porque no podía vivir. ‘Matarte es hacerte un regalo’ Le dijeron». La masacre empobrece al país porque «las mujeres son la base de la familia y las que trabajan», puntualizó.

«¿Esto pasa hoy?», preguntó una vecina. «Está pasando ahora. Hay 40 violaciones al día. Yo regresaré en unos días yentraré bajo las balas». Los cascos azules están en el Congo desde hace diez años, «sólo como observadores», denuncia la periodista de Radio Okapi, emisora independiente promovida por la ONU. Opta al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia y pide el apoyo de la sociedad civil porque cree en una solución diplomática: «Mi país no necesita más muertes».

Etiquetado , , ,

Las chicas bravas

https://radio.azpm.org/s/346-las-chicas-bravas/

Las Chicas Bravas

Story by Robert Rappaport

last modified mayo 1, 2010

Download as MP3

Recycling cooperative worker A group of women in Mexico is trying to improve the town’s economic situation by taking part in a bi-national effort to recycle television sets, computers and other electronics and the digital transition in the United States is working in their favor.

The women live in the small community of Fronteras in the state of Sonora, south of Douglas, Arizona. The women formed a cooperative to achieve their goals and they have been so persistent and driven that they have been nicknamed in Spanish as “Las Chicas Bravas” or the “The Tough Women.” Tony Paniagua speaks with two of them as well as a couple of assistant volunteers and the president of a Vermont company that is a vital link in the recycling efforts.

Recycling copper Tucson Clean and Beautiful recently was there to take a look at the operation and TVs collected in Arizona will be going to Fronteras, where they will be sold if in good condition in Mexico, or else be disassembled for materials like copper and lead.

The digital transition in the United States means that thousands of analog televisions will be replaced and since Mexico is not going digital, the market for them is much better.
Watch Video of the Story:

Etiquetado , , ,

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/17/solidaridad/1292581670.html

Egipcias en el taller de reciclaje de ordenadores. | Francisco Carrión
Egipcias en el taller de reciclaje de ordenadores. | Francisco Carrión

Efe | El Cairo

En el humilde barrio de los basureros de El Cairo, las mujeres se han convertido en auténticas profesionales de la informática que destripan viejos ordenadores y arman nuevos equipos para mejorar los ingresos de sus hogares.

“Queremos lograr que ellas dependan de sí mismas y sepan relacionarse con la tecnología porque quien no sabe usarla es un analfabeto”, explicó uno de los responsables de un proyecto con mujeres de basureros, Ehab Nasr, de la asociación de servicios ambientales ‘El espíritu de la juventud’.

Protegidas con guantes y provistas de alicates y destornilladores, diez mujeres diseccionan discos duros y unidades de CD para ayudar a la economía familiar, resentida aún por el sacrificio de 350.000 cerdos en abril del 2009 para evitar la propagación de la gripe A.

Y es que la decisión gubernamental, según Nasr, obligó a buscar otras fuentes de ingresos a muchas de las familias de los “zabalín” (recolectores de basura, en árabe) que se dedicaban a la crianza de cerdos entre toneladas de residuos, en las faldas de la montaña de Muqatam, en el este de la capital egipcia.

Con el objetivo de lograr un nuevo empleo a partir de lo único que les sobra, la basura, las mujeres participan desde hace un año en un programa de formación de la asociación de Nasr para reciclar desechos electrónicos y reparar viejos ordenadores.

Una de las alumnas es Orin Hanna, una joven casada de 27 años y con dos hijos, que señaló satisfecha que el taller, al que asiste tres días a la semana, no le “roba mucho tiempo” y le permite llevar a casa una pequeña ayuda económica.

“Ahora sólo ganamos cien libras (17 dólares) cada tres meses. Esperamos que el proyecto crezca y que los ingresos mejoren”, aseguró esta cristiana, maquillada y acicalada con llamativos pendientes, mientras desmonta un lector de CD-ROM.

Los raquíticos beneficios económicos que proporciona el proyecto se debe, a juicio de Nasr, a que “los equipos reciclados se venden a los vecinos del barrio para lograr que conozcan las nuevas tecnologías”.

Colaboración externa

Algunas empresas egipcias donan a la asociación aparatos electrónicos obsoletos, que una vez reparados, “se venden a precios bajos”, apuntó Nasr, rodeado de cables, pantallas, impresoras y cientos de discos.

Así han llegado hasta el humilde local de esta organización, ubicado en un sombrío callejón repleto de moscas y contenedores de basura, “equipos estropeados o que funcionan con versiones de ‘Windows’ muy viejas”, detalló Nasr, quien subrayó que ahora la gente les busca para enviarles ordenadores antiguos.

En su opinión, “la fiebre por el portátil y la moda de las pantallas planas” han contribuido a aumentar las donaciones de un programa que, apoyado por la Fundación del creador de Microsoft, Bill Gates y su esposa Melinda, trata de “descubrir las habilidades de las jóvenes”.

“El desarrollo de la mujer es, junto al de los niños, uno de los objetivos de este siglo”, agregó Nasr.

Un desafío no exento de dificultades como la de otra de las participantes, Sohag Kamel, de 29 años, que no sabía inglés, el idioma usado en las indicaciones de todos los dispositivos.

“Siempre preguntaba al profesor y después iba a casa para aplicar lo que aprendía. Ahora ya puedo reparar mi propio equipo”, confesó orgullosa.

Entre bromas y distendidas discusiones, la mujeres hacen funcionar un engranaje que, según Kamel, se inicia con el examen del equipo y la decisión de repararlo o desarmarlo para vender sus piezas.

El responsable de la ONG añadió que han agudizado el ingenio para, por ejemplo, aprovechar los numerosos monitores que se apilaban en un rincón, que han sido reciclados como televisores.

La iniciativa, que aspira a emplear a unas 70 vecinas del barrio, “tiene futuro porque siempre habrá equipos obsoletos y la tecnología avanza de tal manera que terminaremos desprendiéndonos del papel”, vaticinó Nasr.

La esencia del reciclaje continúa extramuros del taller, donde la noche cae sobre las calles sin asfaltar del barrio, iluminadas por el pobre resplandor que llega de las casas, en las que niños y adultos separan residuos y desguazan viejos electrodomésticos.

Las mujeres, damas de la basura electrónica de El Cairo

Etiquetado , ,